martes, diciembre 16, 2008

Locura y cordura...

Desde que escribí en este blog que se están dando los primeros pasos para la creación de un partido liberal desde abajo, formado por ciudadanos comunes, no han parado de llegar adhesiones a esta iniciativa. Sin embargo, claro está, también arriban objeciones. Muchas de ellas atendibles, pero hay otras que no dejaré pasar por sus resultados nocivos.
Se dice que quienes impulsamos esta iniciativa estamos locos. Es muy probable. Pero ¿la cordura está en que sigan gobernando los populistas? ¿Es cuerdo sumarse a partidos que son contrarios a nuestros principios, para "tratar de hacer algo" dentro de ellos? La verdadera locura ha estado en que los populistas han venido destruyendo sistemáticamente los cimientos liberales de la Constitución, avalados por supuestos "liberales" que "trataban de hacer algo"...
Es tiempo de acción: quienes prefieren teorizar sobre lo que "hay que hacer", pues, simplemente que lo hagan, así nos enseñan con su ejemplo. Por mi lado, estoy plenamente embarcado en esta aventura de formar un nuevo partido que defienda, clara y decididamente, las libertades individuales, el derecho de propiedad y la limitación constitucional al poder.

9 comentarios:

Max dijo...

Lo mis mo de siempre: el argentino precisa votar ganadores. Desde ese punto de vista sumarse a semejante partido es locura. Desde el punto de vista democrático en cambio, desde la necesidad de sentirse representado fielmente por un espacio político, no importa que tan pequeño sea, claramente tiene sentido. Para qué juntarse con partidos que tienen principios bien distintos si al final lo único que se logra es desaparecer o ser usado?

Rothbard dijo...

Mientras que no se arme una secta religiosa, donde todos se apliquen el "liberalometro" para ver quien pasa o no pasa. Me parece una buena idea y me sumo. Obviamente que debería haber una lista mínima de consensos generales que todos apoyen y que sean evidentes bajo la filosofía de vida liberal.

Tortita Negra dijo...

Yo te felicito Ricardo, y la verdad es que hacía falta un partido de estas características.

El tema que veo preocupante es como se lucha contra la maquinaria peronista. Por que ésta tiene todas la características de una asociación ilícita. Verticalismo, cero elecciones internas, aprietes, pistoleros, y la realidad de que ellos controlan el caudal mas grande de votos que es la provincia de Buenos Aires.

Yo creo que en tanto se crea el partido, y en la medida en que se pueda influír en el Congreso o legisladores(habrá que ver que pasa en las legislativas 2009) hay que apuntar a cambiar el sistema electoral. Es la única forma de que realmente surjan verdaderos dirigentes desde la sociedad, y no por el dedo de las cúpulas.

Por ejemplo, eliminación de la "lista completa" y la "ley de lemas", la "ley de financiameiento de partidos políticos" y otras yerbas que ahora se me olvidan. Eso es fundamental. Esas leyes son funcionales a la maquinaria peronista, pero a nadie mas.

Fijate que el financiamiento de partidos políticos es a cantidad de afiliados; El peronismo gana por que es el que tiene mas. La lista completa; el peronismo gana por que es el que tiene mas punteros y no tiene la carga de las elecciones internas. La ley de lemas; el peronismo gana por que existiendo las dos condiciones anteriores está en condiciones de ofrecer lo que sea a otros lemas y sumar bancas.

El ejemplo mas claro de esto es el partido Radical. Si bien se atuvo a elecciones internas y las formalidades electorales, mientras los peronistas hacían y deshacían a dedo, en la práctica no le quedó mas opción que hacer "peronismo por proxy" para no desaparecer (cierto que los radicales me parecen unos inútiles, pero eso es otro tema)

Y así y todo terminaron desapareciendo.

Con un sistema uninominal o algo parecido, los candidatos primero surgen en sus zonas por otras razones (administrativas, populares, municipales)y luego se pueden sumar a los partidos en función de su pensamiento político y en razón de sumar y obtener financiamiento. Con las cosas como ahora en cambio, todos están obligados en cierto modo a recibir la bendición de un "partidócrata", sin intervención de la gente, con lo cual la representación se desnaturaliza y el "representante" no representa a nadie mas que a su partido, y con reservas a sí mismo.

En fin.. De todos modos te mando un saludo de corazón y me gustaría sumarme de alguna manera.

TN

Claude dijo...

No creo que valga la pena prestar atención a derrotistas disfrazados de críticos constructivos si al fin y al cabo seguramente no se van a sumar. Espero que encuentren a la gente idónea y convencida para llevar adelante la iniciativa. Suerte.

Fernando Amaya Dalmasso dijo...

Ricardo, me gustaría sumarme a esta iniciativa del Partido Liberal, de la que escuché por primera vez en liberalesargentinos.blogspot.com

Soy un convencido de que es hora de llevar por fin toda la bella teoría a la práctica esquiva, aunque siempre he tenido una duda al respecto:

¿Cómo, en una sociedad donde se ama al populismo, se desprecia el trabajo, pueden insertarse estas ideas?

Saludos!

Luis dijo...

Me parece mucho mas constructivo realizar esfuerzos de difusion, no necesariamente vinculados entre si,de las ideologias liberales para generar el espacio de aceptacion teorica en la sociedad.
Como ejemplo, pongo a la Fundacion Hayek, que incansablemente brinda seminarios abiertos a la comunidad, para la difusion de la filosofia.
Los contenidos liberales en los distintos partidos, o el surgimiento de un partido que los contenga, es la consecuencia de la difusion.
Pretender correr cuando aun no se gatea, no me parece una estrategia inteligente.

Ricardo López Göttig dijo...

Luis, ¿cuál es el impacto de esa tarea de difusión? Hasta ahora, ha sido nulo.
Por otro lado, por más que logre convencer a millones de argentinos, si no se ofrece una alternativa electoral de carácter liberal, ¿a quién van a votar?

Luis dijo...

Ricardo; Si el impacto ha sido nulo, es porque no conseguimos aun conectarnos francamente con las problematicas sociales. Me cuesta (y nos cuesta) explicar en un lenguaje llano y accesible los beneficios palpables de las politicas liberales a los que se beneficiarian en primera instancia, los mas necesitados. Debemos hacer un mea culpa y corregir nuestra actitud para difundir como corresponde.
Te lo pongo en terminos de mercado: Vos fabricarias tornillos si nadie los requiere? me imagino que no... (salvo que quieras obtener algun tipo de proteccionismo para la fabricacion de tornillos, jaja). Bueno, lo mismo sucede con la ideologia.
Hago estas criticas por una sola razon: No me gustaria que la energia personal que podemos aportar (muy escasa, cuantitativamente hablando) en defensa de la libertad, sea despediciada en empresas infructuosas. Pretendo sacar el maximo beneficio con el minimo de inversion (como buen consumidor). Un abrazo.

Ricardo López Göttig dijo...

Luis, entiendo tu razonamiento. Pero, ¿podemos hablar de los beneficios del tornillo, pero sin ponerlos en venta en el mercado?